¿Se puede congelar el jamón serrano sin perjudicar a sus propiedades?

Publicado por: Tamara Martín En: Jamón En: Thursday, June 13, 2019 Comentario: 0 Hit: 1277

Al adquirir un alimento tan preciado como es el jamón, los agraciados intentan hacer que sus propiedades se mantengan intactas como el primer día. Una de las soluciones es congelar el jamón, pero ¿es realmente efectiva esta acción? ¿se puede congelar el jamón serrano?

Congelar el jamón serrano

Congelar el jamón serrano es una práctica más habitual de lo que pensamos pero vamos a arrojar un poco de luz sobre si es necesario y si es realmente efectivo.

Al congelar el jamón, sea del tipo que sea, lo que realmente se consigue es que se pierdan las cualidades organolépticas del producto. Además, el método de la congelación puede hacer que se introduzca agua dentro de las fibras del jamón, de ahí que los especialistas insistan en que una técnica más eficaz para conservar el jamón sea la del envasado al vacío, que consigue, además de prolongar la vida del alimento, mantener intactas las cualidades de sabor, textura y aroma.

El envasado al vacío consiste en la extracción del oxígeno del interior del recipiente donde se encuentra el producto evitando así que se estropee en su conservación. Las recomendaciones para ello es que lo guardes en un sitio seco y oscuro en el que la temperatura se mantenga constante entre 17 y 23ºC, por lo que una despensa o almacén de casa servirá para este fin.

Jamón congelado en el embarazo

Todo lo anterior es válido para una situación normal pero lo cierto es que el jamón congelado en el embarazo puede ser una solución para poder comerlo durante este proceso.

Para hacerlo sin que el producto sufra grandes alteraciones que afecte a sus cualidades, el proceso más adecuado sería el de su envasado, tras el cual pasará a la nevera y, en última instancia, al congelador. Así, se puede congelar el jamón serrano y se va adaptando al frío.

Cuando se proceda a descongelarse, lo mejor es hacerlo lentamente, evitando hacerlo a temperatura ambiente, sino de nuevo pasando por la nevera y haciendo el camino inverso al de su congelación. Aproximadamente, una hora antes de ingerirlo es cuando se recomienda que se saque para así disfrutar de sus cualidades al máximo.

El largo proceso de curación del mejor jamón ibérico de bellota se ha optimizado y ya se acaba con la bacteria del toxoplasma, que es la que amenaza a las embarazadas, pero, en caso de querer tomar las máximas preocupaciones, se puede congelar el jamón serrano y estar segura de que no habrá ningún daño.

Tradición del Gourmet ofrece en su catálogo los mejores productos ibéricos, al mejor precio sin escatimar en calidad.

Comentarios

Deja tu comentario