Qué es un jamón de pata negra y cómo se diferencia de otros jamones ibéricos

Publicado por: Tamara Martín En: Jamón En: Thursday, November 8, 2018 Comentario: 0 Hit: 77

Al hablar del jamón ibérico es frecuente también escuchar el término jamón de pata negra. Aunque son dos conceptos íntimamente relacionados, no van necesariamente de la mano. Para que lo entiendas mejor, es posible afirmar que todo jamón de pata negra es un jamón ibérico; pero no todo jamón ibérico es necesariamente de pata negra. Te explicamos qué es un jamón de pata negra y cómo diferenciarlo de otros jamones ibéricos.

Qué es un jamón de pata negra

Existe la creencia errónea de que todos los cerdos de raza ibérica tienen la piel y las patas negras. Por eso se piensa que la expresión ‘de pata negra’ hace referencia a cualquier cerdo ibérico. Sin embargo, la tonalidad de un cerdo depende de su raza y de su genética, independientemente de que sea ibérico o no. Esto quiere decir que, físicamente hablando, que un jamón tenga la pezuña negra no significa que sea ibérico, y mucho menos de pata negra.

La realidad es muy distinta. El término ‘pata negra’ hace referencia realmente a una clasificación que se definió en 2014 a través de una normativa que permitiese al consumidor diferenciar los tipos de jamones del mercado. Ya fueran serranos o ibéricos. Así, según esta normativa se definieron 4 tipos de etiquetas en base a la pureza del cerdo:

  • Etiqueta blanca
  • Etiqueta verde
  • Etiqueta roja
  • Etiqueta negra

Todas ellas se destinan a jamones ibéricos, pero cada una marca un porcentaje de pureza del ejemplar. Así, la blanca implica que el cerdo tiene solo un progenitor ibérico, la verde es para cerdos de un 50% de pureza racial, la roja para cerdos de 50% de pureza racial y alimentados a base de bellotas durante un tiempo, y la negra para cerdos 100% ibéricos alimentados en exclusiva a base de bellotas. De ahí que estos últimos sean conocidos como jamón de bellota pata negra.

Cómo se diferencia un jamón ibérico de pata negra de otros ibéricos

Para diferenciar un jamón ibérico de pata negra de otros ibéricos, no basta con mirar al color de la pezuña. Como ya hemos visto, la única manera de reconocer un auténtico jamón de pata negra es revisando su etiquetado y comprobando que efectivamente cuenta con una etiqueta negra.

En todo caso, hay que tener en cuenta que un jamón de pata negra no tiene por qué ser mejor que otros ibéricos. Todo depende del gusto de la persona y de lo que se busque al consumir un jamón de la mayor calidad. Si quieres probar los mejores productos ibéricos de calidad gourmet, contacta con nosotros.

Comentarios

Deja tu comentario