Variedad de quesos españoles y sus características

Publicado por: Tamara Martín En: quesos En: Wednesday, October 11, 2017 Comentario: 0 Hit: 10

Quesos españoles

¿Qué clases de queso hay en España? ¿Cuánto queso español se consume?

 

 

Somos un  país enamorado del queso, con calidad diferenciada, tradición e innovación. La elaboración del queso en España se remonta a los pueblos nómadas y actualmente contamos con una amplia variedad de quesos distribuida por toda la geografía española. Hoy en día podemos decir que se producen más de 150 clases de quesos diferentes y hay 32 quesos con Denominación de origen Protegida (D.O.P), algunos de ellos de renombre internacional.

La Denominación de origen protegida (D.O.P) está regulada por un consejo Regulador para garantizar los productos de alta calidad y vinculados al medio geográfico del que proceden. Es importante mantener las normas de fabricación.

Tanta variedad de queso es debido a las diferentes condiciones de orografía, suelo, clima y ganado predominante en cada zona geográfica que tenemos.

Estas condiciones determinan las diferentes características que tienen los quesos con factores como el tipo de leche, cantidad de grasa, maduración, modo de elaboración, tipo de corteza, consistencia.

 

Variedad de quesos españoles según el tipo de leche

 

Podemos distinguir 4 tipos de quesos españoles en función de la leche utilizada en su elaboración:

1-Leche de vaca: Son quesos suaves y cremosos. Son producidos principalmente en el norte de España como Galicia, Asturias o Cantabria. Tenemos por ejemplo el queso de Tetilla o el Simón da Costa

2-Leche de oveja: son quesos más aromáticos, ácidos y salados. Contiene muchas proteínas y vitaminas. Son típicos de las Castillas, Extremadura País Vasco o Navarra. Algunos ejemplos son la Torta del Casar, Idiazábal o el Manchego, entre otros.

3-Leche de cabra: Son quesos con un sabor más fuerte y ácido, con menos calorías y grasas saturadas. Los más conocidos de este tipo son de Andalucía, Levante o Canarias son quesos del Tiétar, Sierra Morena, Las Alpujarras, Serranía de Ronda… como el Payoyo, o el Majorero

4-Mezcla: Muchos de los quesos españoles se elaboran mezclando la leche de vaca, oveja y cabra. Se elaboran en todo el territorio nacional. Algunos de ellos son el Cabrales, Gamoneu, etc.

 

Variedad de quesos según el período de maduración

 

El período de maduración hace referencia al tiempo en el que el queso permanece a temperatura ambiente y con unas condiciones específicas después de ser elaborado.

Por ello tenemos:

1-      Quesos frescos: son quesos blandos, que apenas han tenido período de maduración. A este tipo de quesos, que tienen un período de maduración por debajo de un mes también les llamamos tiernos. Son productos que tienen menos grasa y más cantidad de agua. Por ello dura menos tiempo ya que se deteriora más rápidamente.

2-      Quesos semicurados: este tipo de queso han tenido un período de maduración entre 2 y 3 meses. Son un poco más fuertes que el queso fresco y con una textura un poquito más dura. Contienen bastante agua.

3-      Quesos curados: estos productos tienen un período de maduración entre 4 y 7 meses. Son mucho más fuertes que los anteriores y contienen poco agua, y son más grasos.

4-      Quesos viejos: es aquel que su período de maduración está por encima de los 7 meses. Tienen un sabor muy intenso y con una superficie más rígida.

 

Variedad de quesos según la cantidad de grasa

 

El queso es una fuente de proteína, vitaminas y calcio, pero también contiene grasa, por ello vamos a clasificarlos en:

1-      Desnatados: Aquellos que contienen menos del 10% de grasa. Por ejemplo el requesón

2-      Semidesnatados: contienen entre 10-24,9% de grasa, como el queso burgos

3-      Semigrasos:  contienen entre 25-29.9% de grasa, como queso azul o queso manchego,

3-      Grasos: aquellos quesos que contienen entre 30-60% de grasa. Como ejemplo tenemos al queso cabrales entre otros

4-      Extra grasos: este tipo de queso supera el 60% de grasa. Como los quesos para untar

 

Estas características son las más significativas a la hora de elegir un queso. Cada uno de ellos nos aporta diferentes propiedades, ahora sólo hace falta elegir cual nos gusta más.

 

 

Comentarios

Deja tu comentario