Jamón ibérico de cebo y jamón de bellota: en qué se diferencian

Publicado por: Tamara Martín En: Jamón En: Tuesday, November 14, 2017 Comentario: 0 Hit: 12

difrencia entre jamón ibérico y bellota

Existen muchas diferencias entre estos dos tipos de jamones, cual elegimos ¿el jamón ibérico de cebo o jamón de bellota? 

 

 

Alimentación de los cerdos

 

La principal diferencia entre los jamones ibéricos de cebo o de bellota se encuentra en la alimentación que ha tenido el  cerdo durante su crianza.

 Los jamones de bellota provienen de los cerdos que han estado exclusivamente alimentados de piensos naturales en las dehesas ibéricas y en el período de montanera se alimentan de bellotas hasta que alcanzan su peso óptimo.

Mientras los jamones ibéricos de cebo proceden de los cerdos que son alimentados de piensos y cereales, y pueden ser criados en cebaderos, a los cuales les denominados jamones ibéricos de cebo, pero también pueden estar alimentados en el campo, a los cuales les denominaremos jamones ibéricos de cebo de campo.

¿Cómo los diferenciamos a simple vista?

Muchas veces es complicado diferenciar estos dos tipos diferentes de jamones.

La pezuña de la pata de jamón de bellota suele estar más desgastada debido a las caminatas que realizan los cerdos para su crianza en las dehesas ibéricas, mientras que los jamones de cebo si los cerdos están criados en cebaderos no tienen ese desgate característico.

También podemos distinguir que las patas de los jamones de bellota suelen ser más alargadas y finas, ya que este tipo de cerdo tiene un esqueleto muy fino y alargado.

Por otra parte la textura de la grasa de un jamón de bellota no es igual que la de uno ibérico de cebo porque es más suave y con un color un poco más dorado.

Otra diferencia más susceptible que podemos apreciar es la diferencia de precios, son más elevados los jamones puros de bellota debido a que necesitan unos cuidados más especiales y con más trabajo, además la calidad del jamón es muy superior.

 

Sabores distintos

Como la alimentación es diferente para estos dos tipos de cerdos, vamos a obtener un sabor diferente para cada jamón. Las bellotas aportan un sabor muy diferenciado favoreciendo la infiltración de la grasa en la carne, que al cortarlo podremos observar las vetas que tiene, así como los paseos por las dehesas ibéricas que realizan los cerdos durante su crianza. Esto nos aporta un sabor muy sabroso  y exquisito.

En cualquier caso, tanto un jamón ibérico de cebo como un jamón ibérico de bellota son dos elecciones muy buenas para saborear, son jamones de alta calidad ambos.

En Tradición del Gourmet te aconsejamos en función de las necesidades que tengas.

 

 

Comentarios

Deja tu comentario