Cerdo ibérico: características y alimentación

Publicado por: Tamara Martín En: Jamón En: Tuesday, December 5, 2017 Comentario: 0 Hit: 7

cerdo ibérico características y alimentación

¿Cómo tiene que vivir un cerdo para ser ibérico? ¿Necesita algún cuidado especial?

 

 

Los cerdos ibéricos son parte esencial  de nuestra gastronomía española. Es uno de los productos más valorados y exquisitos para nuestros paladares.

Características principales del cerdo ibérico

 

El cerdo ibérico es un animal con unas características especiales que hace que esta raza sea diferente al resto de la especie  porcina.

Estos animales se crían en las dehesas ibéricas de toda la península y están adaptados al ecosistema. Los cerdos realizan ejercicio físico y se mueven ampliamente por las dehesas arboladas. Los productos derivados de este tipo de cerdos se caracterizan por la grasa que tienen infiltrada y hace que su carne sea más jugosa con grandes valores nutricionales.

Otra característica importante de los cerdos ibéricos es su anatomía. Estos animales, por su forma de vida y alimentación tienen el esqueleto muy fino, estilizado con el hocico recto y largo, pero sus patas son fuertes y muy resistentes. Su tamaño es medio con piel oscura y sin ser muy peludo. Sus pezuñas suelen ser negras, de ahí que se conoce como “pata negra” pero existen muchos cerdos ibéricos que  no tienen ni la pezuña negra ni su piel es oscura.

Alimentación cerdos ibéricos

 

La alimentación de estos animales es esencial para determinar las características tan especiales que tienen. El período de montanera es un factor clave para diferenciar los diferentes tipos de cerdos ibéricos.

Estos animales tienen diferentes fases de engorde hasta su curación.  Cuando son ibéricos, pueden ser de 4 clases diferentes en función de la alimentación en cada fase.

Los ibéricos de cebo, son animales que su alimentación se basa principalmente en piensos, legumbres y cereales. Este tipo de cerdo no se cría en el campo sino en cebaderos.

Cerdos ibéricos de cebo de campo son animales que tienen la misma alimentación que los anteriores pero éstos gozan de la libertad en las dehesas.

Cerdos ibéricos de Recebo, son cerdos que se alimentan de piensos naturales, de cereales  y legumbres, viviendo en las dehesas ibéricas pero en el período de montanera (desde noviembre a Marzo) son alimentados a base de bellotas hasta que alcanzan su peso óptimo.

Bellota: son cerdos que viven y son criados libremente en las dehesas, son alimentados por piensos naturales y en el período de montanera se alimentan a base de bellotas hasta que alcanzan su peso óptimo.

En Tradición del Gourmet os ofrecemos y  animamos a que probéis cualquier tipo de producto ibérico de estos animales exquisitos para nuestros paladares. 

 

 

Comentarios

Deja tu comentario